MITO: Comprar algo a crédito es lo mismo que comprarlo en efectivo, pero aplazando el desembolso de dinero.

Con un crédito podremos disfrutar de un producto o servicio desde ya y lo pagaremos poco a poco en el tiempo.

MITO: Comprar algo a crédito es lo mismo que comprarlo en efectivo, pero aplazando el desembolso de dinero.

Pues, aunque lo creamos, NO ES LO MISMO.

Además del importe de lo que compramos, debemos abonar los intereses a quien nos lo prestó, y está claro que el dinero prestado no es “gratis”.