Pago de la tarjeta a crédito: mejor toda la deuda a final de mes.

 Si aplazamos el pago de la deuda acumulada en la tarjeta, debemos saber que hay que pagar un interés por ese aplazamiento, que se aplica mensualmente. Convirtiéndose en uno de los créditos al consumo más caro. Un sencillo ejemplo: Hemos consumido en el mes el límite de la tarjeta (1.000 €) y decidimos pagar el 25% de cuota: 250 €.

De éstos una parte serán los intereses por aplazamiento (p.e. 2% de la deuda) 2% de 1.000€ = 20 €.

Así la cuota será de 20 € de intereses y 230 € para amortizar capital. Cuando paguemos deberemos 770 €.

Si volvemos a utilizar la tarjeta y llegar al límite (habremos comprado 230 €) se volverán a realizar todos los cálculos anteriores: un 2% mensual supone una TAE superior al 24% anual.

Es decir, por 1.000 € que estemos siempre endeudados pagaremos 240 € al año en intereses.