El presupuesto familiar. ¡Haga su presupuesto!

La mejor protección para la economía de su hogar es conocer muy bien todos sus ingresos y gastos. ¿Cómo hacerlo? A Través del Presupuesto Familiar. Es una herramienta sencilla y eficaz que le permite controlar todos sus gastos y sacarle el máximo partido a su dinero.

Tome papel y lápiz. A la izquierda ponga los ingresos mensuales y a la derecha los gastos, diferenciando entre:

  • Obligatorios: Los que no podemos dejar de pagar ni de variar su importe (hipoteca, alquiler de la casa, comunidad…)
  • Necesarios: Los que podemos reducir; pero no eliminar (electricidad, comida, transporte…)
  • Ocasionales: Los que podemos eliminar. Son esos gastos que en caso de necesidad si se eliminan no tienen consecuencias.

La meta del presupuesto es que los ingresos cubran todos los gastos de su hogar. Si no es así, reduzca gastos.